Los cielos estrellados de Lanzarote

4 Miradores para noches de cielos estrellados en Lanzarote

El verano es la mejor época para disfrutar de cielos estrellados, pero cuando vives en Lanzarote cualquier noche es perfecta. La oscuridad de las zonas despobladas y la protección contra la contaminación lumínica, son algunos de los motivos.

Con la caída del ocaso, el espectáculo astronómico comienza de forma progresiva. En la mayoría de los casos, se puede observar con facilidad constelaciones de estrellas, planetas o tenues galaxias. ¡No esperamos menos de un archipiélago conocido mundialmente por la calidad de sus cielos nocturnos!

Si durante el día Lanzarote te cautiva con la profundidad y oscuridad de su impresionante malpaís…Por la noche, el brillo de sus estrellas te enamorará. Importantes astrofotógrafos ya han sucumbido a su belleza.

Aprovechando las últimas lluvias de estrellas de este año, hemos querido compartir las mejores localizaciones para disfrutar de los cielos estrellados de Lanzarote. Las Oriónidas en octubre, las Leónidas en noviembre y las Gemínidas en diciembre, ¡toma nota para no perdértelas!

Fechas señaladas para ver cielos estrellados: Oriónidas, Leónidas y Gemínidas

Cada noche en Lanzarote es un espectáculo, pero hay fechas señaladas para ver cielos estrellados que no debes perderte. Casi todos los meses del año, el cosmos nos regala una lluvia de meteoros. La de las Perseidas es la más famosa, pero no la única.ni la mejor 

En octubre, los días 21, 22 y 23 las Oriónidas surcan nuestros cielos gracias a los restos del cometa Halley, el cual orbita nuestros cielos cada 76 años. No es una lluvia de estrellas muy intensa, pero si tenemos la oportunidad, merece la pena.

Casi despidiendo las oriónidas, les suceden las leónidas durante casi todo el mes de noviembre. ¿El día con mayor número de estrellas fugaces? El 17 de noviembre. Así que anota este día en el calendario para que no te las pierdas.

Despedimos el año con una de la lluvia de estrellas más bonita de todas: las Gemínidas. Si contamos con la suerte de poder contemplar los cielos estrellados del 4 al 17 de diciembre, y en especial, el día 14… ¡No desaproveches la ocasión! La intensidad de esta lluvia es superior a las Perseídas. 

Pero, ¿por qué no es tan conocida? Disponer de cielos despejados en pleno invierno es complicado en muchas partes del hemisferio norte. Sin embargo, gracias a la localización privilegiada de Canarias, generalmente esto no supone un problema. 

Peñas del Chache

Comenzaremos nuestra ruta por los miradores para contemplar los cielos estrellados de Lanzarote desde su punto más alto: Peñas de Chache. A 670 metros con respecto al nivel del mar, la contaminación lumínica no existe en la primera de las ocho Islas Canarias.

Ubicado hacia el norte del municipio de Haría, el acceso no presenta grandes dificultades. Además, cuenta con una zona de aparcamiento para que podamos dejar el coche con total tranquilidad. Para vivir una experiencia completa, lo mejor es acudir con el ocaso y contemplar un atardecer entre acantilados. A medida que el sol nos regala sus últimos rayos, aparecen con timidez las primeras estrellas.

Desde Peñas del Chache, en las noches sin luna llena se pueden observar estrellas, constelaciones y la mismísima Vía Láctea. Si contamos con prismáticos, el éxito de nuestra expedición estará asegurado.

Al encontrarnos en el hemisferio norte del planeta, las principales constelaciones visibles en otoño son: Andrómeda, Piscis, Capricornio o Pegaso. Para identificarlas es necesario prestar mucha atención y dejar llevar nuestra imaginación. ¿Serás capaz de encontrar una ballena? 

Mirador de Guinate

Entre el Risco de Famara y el Mirador del Río, se encuentra nuestra siguiente recomendación para disfrutar de cielos estrellados en Lanzarote: el Mirador de Guinate. 

Secreto y escondido, es la localización perfecta para poder disfrutar en intimidad del Universo. Para encontrarlo es necesario pasar por el pueblo que le da nombre, Guinate. Durante el día, nos ofrece una de las mejores vistas hacia el Archipiélago de Chinijo con la Graciosa como protagonista inconfundible. 

Por la noche, las estrellas se encargan de poner el broche de oro a una de las panorámicas más especiales de Lanzarote. Por este motivo, el Mirador de Chacho debía estar en esta lista. Independientemente de cuándo lo visitemos, la recompensa está garantizada.

Los Hervideros

¿Buscas un rincón donde la inmensidad del cielo y el océano se unen para crear un Universo infinito? Tenemos la respuesta: Los Hervideros. La fama de este mirador está más que justificada, es uno de los acantilados más bonitos de Canarias.

Por la condición de ser un balcón al mar abierto, la prudencia y el sentido común deben ser la brújula que nos guíe. Es muy importante encontrar un espacio donde podamos disfrutar de nuestra noche de estrellas con seguridad. Si hay fuerte oleaje es mejor dirigirse hacia alguna de las otras ubicaciones que te recomendamos para ver cielos estrellados. 

Pero si el mar está en calma y los cielos despejados, ¡pon a punto la cámara, los prismáticos y tu lista de deseos porque la noche promete! Dos analgésicos para el alma enlazados en un mismo lugar. ¡Revitalizante! 

El mejor punto y final tras un día de ruta por los principales atractivos turísticos de esta zona de Lanzarote: el Parque Nacional de Timanfaya, La Geria y el Golfo.

Mirador la Caldera

Coronando los Riscos de Famara, el Mirador la Caldera nos ofrece las mejores vistas a una de las playas más emblemáticas de Lanzarote. A diferencia del resto, el acceso resulta más complejo, pues no se encuentra señalizado. No obstante, si se tiene precaución se puede llegar en automóvil (4×4) o caminando.

Las vistas hacia toda la costa norte de la isla no tienen comparación. Al estar alejados de las zonas pobladas y turísticas, la contaminación lumínica también desaparece. Un factor muy importante para ver nuestro espectáculo astronómico favorito: la lluvia de estrellas. Casi igual de vital que llevar abrigo, chocolate caliente, linternas y un par de prismáticos.

Siente la atracción del Universo bajo los cielos estrellados de Lanzarote, ¡te cautivará!

2 - 8 personas, 4 baños, piscina climatizada compartida