fbpx
El-Charco-de-los-Clicos-Lanzarote

El Charco de los Clicos o Laguna Verde

El Charco de los Clicos, la esmeralda de Lanzarote, una laguna formada por el agua de mar filtrada ubicada dentro de un cráter volcánico a pie del mar.

Asentado en el fondo de la playa de cenizas volcánicas de El Golfo, que separa el charco del mar por 30 metros, se ha convertido en un paisaje característico de la isla, visitado y fotografiado a diario por los visitantes, debido al espectacular paisaje natural de contrastes.

El Charco de los Clicos se encuentra en el Municipio de Yaiza, en pleno Parque Natural de los Volcanes. Está declarado Reserva Natural, por lo que su baño está prohibido.

¿Qué hace al Charco de los Clicos tan especial?

Su formación se remonta al año 1730, tras la última erupción volcánica sufrida en la isla de Lanzarote.

La Laguna Verde o Charco de los Clicos se ha formado debido a las grietas subterráneas que conectan el cráter del volcán con el mar. Este particular lugar, ha sido castigado durante años por fenómenos meteorológicos que han derivado en un majestuoso cráter que muestra distintas tonalidades y formas en la superficie.

Las grietas volcánicas hacen posible que se filtre el agua del mar y se mezcle con el azufre y con la clorofila que crea el alga Ruppia Maritima que habita en su interior. De esta forma, se generan distintas tonalidades de verde, las cuales cambian en función de la época del año en la que se visite.

Rodeada de un impresionante paisaje volcánico, el negro de la arena a su alrededor, el azul del mar y del cielo, y el color rojo del risco, hacen de esta laguna, un lugar único en el mundo.

Además, en los alrededores de la Laguna de los Clicos, en la playa de arena negra, se pueden encontrar piedras preciosas como el olivino u olivinas, que usan los artesanos de la zona para crear joyas.

Una vista obligada en Lanzarote

Un lugar con magia y muy especial, que puedes visitar a cualquier hora del día y es totalmente gratuito.

Si visitas el Charco de los Clicos, te recomendamos subir al mirador, desde el que puedes acceder desde el sendero que se inicia en el parking de El Golfo. Desde ahí se ven unas vistas espectaculares del charco.

Para poder observar de cerca los matices y texturas acércate a la orilla del charco. Lo mejor sin duda, es admirar esta maravilla que nos ofrece la isla de volcanes desde las dos perspectivas.

Durante tu visita al Lago Verde, podrás realizar una parada en el pequeño pueblo pesquero llamado El Golfo, donde encontrarás buenos restaurantes y un buen ambiente.

Si te adentras a explorar la Laguna Verde, la hora perfecta es por la mañana. Así que tras tu vista podrás ver Los Hervideros o Las Salinas de Janubio, ya que se encuentran a pocos kilómetros. Un plan perfecto para un día de naturaleza.

¿Qué son los Clicos?

Antiguamente la zona donde se localiza el charco, estaba habitada por una especie de crustáceos llamados Clicos. Un marisco comestible, que tristemente se encuentra extinto en la zona. Su extinción, según cuentan, se debe a la suelta de dos tortugas, quienes se afirma que dieron casa los crustáceos.

Recuerda: 

Lanzarote es en su totalidad Reserva de la Biosfera de la UNESCO desde 1993, por lo que le pedimos que respete el entorno natural para seguir preservando su belleza. 

¡Nos vemos en el camino!