fbpx

Finca La Corona

Solo adultos (niños a partir de 12 años)

6 Casas Rurales en Lanzarote

La Finca La Corona, en Ye, es un lugar único en el mundo.
Se divide en seis casas rurales, que fueron bautizadas remarcando el modo en que se relacionan con el mundo: Amanecer, Naciente, Poniente, Vista Corona, Vista Risco y La Trasera. Cada una de las casas posee, así pues, una forma del paisaje y constituye, así, un modo intenso y diferente de contacto con el territorio. Todas las casas poseen amplios espacios, grandes habitaciones y baños, ajuares de primera calidad y acceso a la piscina climatizada.

4 personas, 1 baño, piscina climatizada

Ye, Haría – Lanzarote

Volcán de la Corona

Si pidiéramos a un niño o una niña de cualquier lugar del mundo que dibujara un volcán, estamos seguros de que ese volcán dibujado se parecería al Volcán de La Corona, a cuyas faldas se extiende la diminuta aldea de Ye. Hay quien dice que La Corona es el volcán más hermoso de las Islas Canarias.

No sabríamos decir si es cierto, pero estamos seguros, en cambio, de que no es ninguna exageración. No es el más alto, aunque llega a los 600 metros de altura, ni el más amenazante, pero posee las proporciones exactas, los equilibrios secretos que vuelven hermosos los paisajes naturales. Es un volcán soñado. Un faro, que atrae hacia sí la humedad del mar.

Haria_Volcan_de_La_Corona
Jameos_del_agua_Lanzarote

Muchos de los procesos ecológicos y medioambientales de Lanzarote no se comprenderían sin La Corona, sin ese verdadero imán de las nubes. Aquí se comenzó a cultivar en el lapilli, aquí se inicia el sistema geológico que permite maravillas como la Cueva de los Verdes o los Jameos del Agua.

Durante 21.000 años La Corona ha ordenado el paisaje en Lanzarote. Por eso, podemos decir que ningún lugar se parece a Ye. Y Ye no podría estar en ningún otro lugar. Nuestras casas en la Finca La Corona, al pie del Volcán, y junto al Risco, son una invitación a respirar, a pensar, a dejarse llevar, en el mismísimo centro de operaciones ambientales de Lanzarote.